Home Page                                                                                                                                                                Poesia Criolla

Baquiné

La Seña Tati perdió a su hijita,
y le acompaña la Seña Inés.
Las dos llorando ya se preparan
porque esta noche es el baquiné.

Cajita blanca del angelito;
En su boquita se ve una flor,
Flor encarnada, la más lozana,
para adornarle, como a un primor.

Va oscureciendo, ya los luceros
Con sus destellos, bañan la playa.
En aquel barrio, bajo aquel cielo,
desconsoladas lloran las almas.

La gente humilde ya se ha reunido
Son los vecinos de aquel lugar.
Traen las guitarras, palos y güiros,
Todos se aprestan para cantar.

Rompe el silencio de aquella noche
Un triste canto que así decía:

“Su madre le daba, su madre le daba
teses de Curía
a ver si su hija no se le moría”

Terrible noche, larga vigilia
Con aquel llanto y la cruel canción
Grita la madre: ¡Que se silencien!
Al baquiné su final le dio.

Lucia Medina
El Paso, TX