Boricua De Corazón

Hay un recuerdo muy grato que llevo dentro de mí
El de aquella Islita bella que fue donde yo nací.
Allí formé mis recuerdos,allí fue donde viví
Allí dejé mis amores, allí fue que descubrí
Aquellos lindos colores que son como popurrí.

La identidad nacional nace dentro de mi ser
Soy boricua, soy de España, soy también algo africana.
Soy Taína y muy gallarda, qué mezcla de tradición!
Es la que nos hace únicos, boricuas de corazón.

La identidad nacional no se consigue doquiera
La raza puertorriqueña es distinta a las demás.
Por qué por curiosidad pregunta por la influencia
De culturas caribeñas, cultura tradicional
De una nación que adelante seguirá por su elocuencia.

Soy jíbara borincana, soy pura puertorriqueña
Soy de esa tierra antillana, soy boricua de las buenas.
Contemplando el horizonte te recuerdo en la distancia
Hermosa y gloriosa patria, tierra de café y sinsonte.

Vas dormida en mi memoria, pero siempre estás ahí
Esperando que despierte la borinqueñidad en mí.
Se que un día volveré a cantarte mis loores
Como ha dicho el gran poeta, el jíbaro de Collores.

Eres un país risueño, lleno de música y sol
Lleno de mujeres bellas, y lleno de resplandor.
Con nobleza te bendigo, Oh, patria de mis amores
Qué ventura haber vivido rodeada de tus colores.

Deidad en el horizonte, reina de un bello palmar
Oh, reina de mis amores, yo no te puedo olvidar.
Resplandece el firmamento al llegar a ti el ocaso
Del día que en su regazo te arrulló con su canción;
Y diciendo con pasión, mi Isla, te quiero tanto
Que no puede haber más llanto que el llanto del corazón.

Hace tiempo te dejé, en mi plena juventud
Y hoy, con pesado dolor te canta mi senectud.
Pero en fin, mi corazón te recuerda día a día
A través de la distancia, yo te añoro, tierra mía.

La cumbre de tus montañas son de un verde tornasol,
Y en el lindo platanal donde vive la familia
Del jíbaro que aquel día tu suelo quiso dejar.
Y de aquel lindo palmar que nos recuerda la patria
Llevar por siempre el dolor de querer verte otra vez
Y de no poderte ver es llevar su desventura
Dentro de su mismo ser al pensar en tu hermosura.

Patria bella, Puerto Rico, suelo de calor y sol
Pienso en tí y me da dolor de haber salido de allá
Para poder comprobar que detrás de toda ausencia
Siempre en la vida nos queda el recuerdo y el amor
De nuestros pobres viejitos que descansan en tu suelo
Y que yacen solos, muertos, pero que al fin nos dejaron
Amor por el suelo patrio, el suelo puertorriqueño.


Autor: María T. Matthews
Copyright © 2002 (Todos los derechos reservados)

All our poems are copyright protected