La Casa del Campo                                                                                                                   Homepage

La Casa del Campo

Entre hilachas y trapos
al fondo del baúl encontré
un cuadro viejo y borroso
que hace años, allí deposité.

Con el pasar de los años
y las inclemencias del tiempo
el cuadro ha sufrido daños
y otras cosas que no entiendo.

La casa vieja del campo,
ya no está.
¡cuánto lo siento!
En su lugar construyeron
un gran cajón de cemento.

El charco de La Encantá
de la casa era el espejo.
Tampoco el charco está.
Todo, todo está muy seco.

El laundry se hacía en el río.
No había agua en la casa.
La ropa toda en un lío
y todos para la charca.

Para nosotros los niños
todo ésto era una fiesta.
Yo cargaba el jabón pinto,
y mi hermana, la paleta.

Mientras mi madre lavaba
el nene, guábaras pescaba
mi hermana cogía buruquenas,
y yo buscaba camándulas.

Mami seguía en su empeño
de blanquear pieza por pieza.
Después de estregarla en la laja
con la paleta la arremataba.

Ya después de ésto,
la tendíamos en la laja.
Para que el sol le comiera
cualquier mancha que quedara.

Ahora había que estar pendiente
rociar todo en la laja.
Pues si se secaba la ropa
el viento podía volarla.

Más tarde la recogíamos
y venía la segunda tanda,
otra nueva estregada
y lista para enjuagarla.

La ropa más percudía
terminaba en el fogón.
Se cocinaba, se hervía
en un enorme latón.

Así pasaban las horas
de los sábados en casa.
Todo era juego y bullicio
mientras mi madre lavaba.

Mami nos llama y dice
que ya se acabó la fiesta.
"Una última zambullida,
y en la lata de Denia recojan la pezca."

En el fondo de la lata
casi no había nada.
Una buruquena en muletas
y una guábara asustada.

Jalda arriba con los líos.
La ropa ya estaba seca.
Yde camino a la casa
siempre recogíamos fresas.

 

Original de Dolores Morales de Flores
Octubre 2000
Recuerdos de la casa en Orocovis a la salida para Corozal. Año 1940.

· Denia era la marca de una lata de leche en polvo.

Top